LA EMPRESA FAMILIAR COMO FORMA DE NEGOCIO: Claves para su crecimiento y sostenibilidad

| Sin comentarios

La empresa familiar es el tipo de compañía con más presencia en nuestro país, consolidándose como un importantísimo activo para la economía nacional. Así lo afirman multitud de organismos públicos y privados en sus encuestas, estadísticas y estudios de mercado elaborados en la presente década del siglo XXI. Una muestra de ello se observa en las cifras globales que arroja este tipo de negocio.

El último estudio elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) determina que el 89 % de las empresas españolas son familiares (1,1 millones del total de empresas nacionales), suponiendo una de las principales fuentes de creación de empleo privado (67%), lo cual se traduce en el 57,1 % del PIB del sector privado.

Con motivo de los últimos eventos empresariales en los que Mendoza Ruiz Abogados ha participado y que están disponibles en nuestras redes sociales  -los más recientes, el 40 Aniversario de la Confederación de Empresarios Granadinos (CEG) que contó con la presencia del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro  y la III Edición de los Premios Empresaria del Año organizada por la Asociación Granadina de Empresarias Autónomas (AGEA)-, consideramos de máxima relevancia abordar cuáles serán algunas de las claves del crecimiento y la sostenibilidad de la empresa familiar, este tipo de negocio tan presente en nuestro tejido empresarial.

LA EMPRESA FAMILIAR COMO FORMA DE NEGOCIO: Claves para su crecimiento y sostenibilidad

Familia, Propiedad y Empresa: Claves del Crecimiento y Sostenibilidad de la Empresa Familiar.  

En la búsqueda de la óptima confluencia entre la afectividad familiar, la propiedad, la gestión empresarial y la continuidad y sucesión generacional de la empresa reside el verdadero núcleo de la problemática actual de esta modalidad de estructura empresarial. El objetivo último de las empresas familiares es su supervivencia.

El pasado 26 de febrero de 2.018 se presentaba el estudio “Factores de Competitividad y Análisis Financiero en la Empresa Familiar” elaborado por el IEF y su Red de Cátedras de Empresa Familiar, cuya principal conclusión ha sido que las empresas familiares españolas han aprovechado los primeros años de la recuperación económica para reducir endeudamiento, aumentar sus plantillas y mejorar la productividad y la rentabilidad.

En virtud de las conclusiones a las que llega el estudio del IEF, se pone de manifiesto que el papel de la familia en la elaboración de un plan estratégico empresarial es fundamental para el fomento y la implantación de una cultura empresarial basada en el aprendizaje común de todos los miembros que componen la compañía.

En este sentido, la doctrina científica mayoritaria de nuestro país opina que el establecimiento de un protocolo familiar consensuado entre los socios de la empresa como instrumento de planificación y prevención de las controversias y vicisitudes que pueden surgir en el ámbito empresa-familia es fundamental para el éxito de la misma a largo plazo y debe servir como mecanismo para organizar la empresa garantizando su éxito en el mercado, su continuidad y su traspaso generacional.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.