CONTRATOS CON LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

| 1 comentario

La Disposición Final Tercera de la Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de Impulso de la Factura Electrónica y Creación de Registro Contable de Facturas en el Sector Público introdujo un nuevo artículo (79 bis) en la Ley de Contratos del Sector Público, relativo a la «concreción de los requisitos y criterios de solvencia» (exigidos para esos contratos), estableciendo que se determinarían por el órgano de contratación y se indicarían en el anuncio de licitación o en la invitación a participar en el procedimiento y se detallaría en los pliegos, remitiendo al desarrollo reglamentario la posibilidad de eximir de la exigencia de acreditación de solvencia económica y financiera o de la solvencia técnica o profesional, aquellos contratos suyo importe no supere un determinado umbral.

CONTRATACIÓN CON ADMINISTRACIONES PÚBLICASEn el BOE de 5 de septiembre del presente año fue publicado el Real Decreto 773/2015, de 28 de agosto, de reforma del Reglamento General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, el cual lleva a cabo el desarrollo reglamentario mencionado anteriormente y por el cual se introducen determinadas reformas, consistentes fundamentalmente en los siguientes puntos:

  • Adecua los criterios de selección del contratista y los medios de acreditación de los requisitos exigidos, fijándolos para caso de insuficiencia de los pliegos.
  • Reajusta los umbrales de las distintas categorías (de 1 a 6 según valores).
  • Reajusta el patrimonio neto mínimo de las empresas exigible para el acceso a la clasificación.
  • Establece la clasificación de subgrupos.
  • En los contratos de obras, amplía a 10 años el periodo de cómputo de las obras realizadas a tener en cuenta como prueba de la experiencia, ocupándose también de las obras realizadas por las filiales en el extranjero.
  • En los contratos de servicios, amplía a 5 años el periodo de cómputo de trabajos realizados a tener en cuenta como prueba de la experiencia, pero limitando a 4 el mínimo a considerar por cada subgrupo solicitado.
  • Suprime la exigibilidad de clasificación en los contratos de servicios.

La entrada en vigor de este Real Decreto tendrá lugar el próximo día 5 de noviembre de 2015, con las siguientes consecuencias:

  • Los expedientes de contratación iniciados antes de dicha entrada en vigor continuarán rigiéndose por la normativa anterior.
  • Las clasificaciones otorgadas antes de dicha entrada en vigor perderán su vigencia el 1 de enero de 2020.

Un comentario

  1. Muy buenas! me gustó el post, no suelo comentar en blogs pero hoy me lo salto jeje! Me encantó tu blog

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.